Son dos calas arenosas de medianas proporciones sitas entre la Playa de las Alberquillas y la Torre del Pino. Aunque separadas por rocas desprendidas, se puede pasar tranquilamente de una a otra.

Se llega a ellas por una senda que parte de la tercera de las curvas abandonadas de la antigua N-340 que hay a la derecha pasado el kilómetro 299. La senda baja empinada hasta la playa entre el matorral seco.

DATOS GENERALES

Longitud: 350 m.
Anchura: 10 m.
Grado de Ocupación: Bajo
Grado de Urbanización: Aislada

CARACTERÍSTICAS

Composición: Grava
Condiciones de baño: Oleaje moderado