Fue el 12 de enero de 1959 cuando Francisco Navas Montesinos, Manuel y Miguel Muñoz Zorrilla, José Luis Barbero de Miguel y José Torres Cárdenas, descendieron el lugar conocido como "La Mina" y se encontraron con la actual sala de la Cascada o el Ballet de la impresionante Cueva de Nerja.

La Cueva de Nerja, llamada "Catedral natural de la Costa del Sol", se encuentra a 750 metros del litoral sobre un altozano, a unos 200 metros sobre el nivel del mar y en la cara de la Sierra de Almijara. La cavidad abierta al público tiene una superficie de unos 140.000 metros cuadrados, siendo su longitud máxima de 700 metros.

Pero lo más atrayente es la gran columna situada en la Sala del Cataclismo con una altura de 60 metros y un diámetro de 18 metros. Se encuentra a 5 km del casco urbano y a 1 km del anejo de Maro. En la actualidad se realizan obras para la apertura de nuevas galerías.

El acceso a la Cueva se verifica por una escalera hasta llegar a una sala, de 14 metros de ancho y 3 de altura; su suelo presenta un enorme relleno arqueológico. Esta primera sala y la siguiente están unidas por un sinuoso corredor, que desciende hasta desembocar en la segunda sala de relativa amplitud, pues tiene unos 20 metros de largo de 10 de ancho y 5 de altura. Esta altura es la Sala del Belén.

La Sala del Belén se comunica por su izquierda con otro salón, el del Colmillo del Elefante. Desde aquí se desciende hasta desembocar en una balconada que denomina a su derecha, la Sala de la Cascada o del Ballet, donde tienen lugar el Festival que se celebra anualmente.

Por un ancho pasadizo franqueado por una alta columna de más de ocho metros de circunferencia, se pasa a la Sala de los Fantasmas y a la izquierda hay varios pasos bajo un conjunto de rocas que llegan hasta la Sala del Cataclismo, la mayor de la Cueva. En el centro emerge una inmensa columna de 45 metros de altura, 20 de diámetro y 64 metros de perímetro, incluida en el Libro de ls Guinnes como la mayor columna del mundo.

Al fondo de esta sala, se puede ver una luz roja que es la única comunicación variable con las galerías altas o nuevas, en las que se encuentran varias salas equivalentes a siete veces el tamaño de las salas visitables. En el resto de las salas hay pinturas rupestres y son las siguientes: Sala de las Columnas de Hércules, Sala de la Montaña, Sala de la Arena, Sala de la Cabra Hispánica y Sala de la Inmensidad.

En su interior se encuentran unas vitrinas donde se exponen piezas arqueológicas de gran valor. Además se han encontrado pinturas rupestres que, según el profesor Sanchidrián Torti, se encuentra en el "santurario parietal solutrense" con dos tipos de inconografía, "bestiaje" (équidos, cérvidos y cápridos) y los "abstractos" (motivos curvilíneos); "capilla mono-temática magdaleniense" situada en las galerías altas y donde aparece el "Santurario de los Delfines" y arte post-paleolítico con las figuras antropomórficas de la Sala de la Torca, que aparecen en actitud de danza.

Los restos humanos que aparecen corresponden al hombre de Cro-Magnon y también aparecen niveles de solutrense, a juzgar por los restos encontrados.

La Cueva de Nerja no sólo es famosa por sus yacimientos arqueológicos y su formación pétrea, sino también por su Festival Internacional de Música y Danza, que cada año se repite durante el mes de Julio.

Visita cuevadenerja.es