Maro celebra cada 31 de la Fiesta de la Castaña y el Boniato bajo su nueva denominación, Maroween. Cientos de personas se reúnen en la plaza del pueblo para degustar las tradicionales castañas y los boniatos asados. Para animar la fiesta de Maroween se celebra también un pasacalles del terror y una verbena, así como un concurso de disfraces. La plaza de Maro se adorna con calabazas, velas y con utensilios propios del cultivo del boniato. Se trata de una fiesta en la que se fusionan las costumbres locales y las foráneas.