La Fuente del Esparto es un enclave útil como referencia para seguir diversas rutas. La distancia desde la carretera nacional es de 6 Km.

Desde la N-340 tomamos el desvío hacia la Cueva de Nerja. A unos 500 m y justo a la entrada del aparcamiento de la misma seguiremos por el carril que comienza a nuestra izquierda junto a un pequeño pinar.

El camino asciende entre monte bajo y pinos jóvenes de repoblación por la derecha del Barranco de la Coladilla de los Cazadores, zona que va recuperándose de los últimos incendios.

A unos dos kilometros y medio Ilegamos a una bifurcación donde el camino de la derecha sube al Cortijo de La Civila por la Cuesta de Romero, y el de la izquierda nos conducirá a la Fuente del Esparto. A nuestros pies sigue el Barranco de la Coladilla que transcurre encajonado en el fondo del valle poblado de pequeños pinos carrascos, bojes, palmitos, romeros y enebros. La ladera opuesta es del Cerro Mangüeno por cuya cresta transcurre un cortafuegos.

A menos de 2 Km tras la bifurcación de La Civila y después de pasar por el antiguo vertedero, llegamos a un área recreativa conocida como El Pinarillo, que cuenta con agua potable y barbacoas. Dejando este área a nuestra izquierda y continuando por el carril llegamos a la Fuente del Esparto. Esta debe su nombre a la abundancia de este vegetal en la zona que se recogía para su uso en la artesanía local como materia prima en la fabricación de cuerdas, cestos, alpargatas, etc.

El agua que allí podemos encontrar, potable por cierto, hizo que durante la época de explotación minera de la sierra se construyese un lavadero de mineral.

La distancia desde la N-340 es de 6 Km.

Una buena alternativa consiste en recorrer a pie el fondo del Barranco de la Coladilla. Se accede a él llegando desde la N-340 a la antigua Fábrica de San Joaquin entre los invernaderos y tomando un carril que sale detrás de la misma. En las cercanías podemos ver el Acueducto del Águila construido para llevar agua a esta antigua fábrica de azúcar. Este carril transcurre con el barranco a a derecha y pasa junto a una antigua cantera, posteriormente utilizada para tiro al plato. Un poco más adelante se baja al barranco y siguiendo por él disfrutaremos de ir encajonados por su cauce.